Restaurante Es Dofi, Ca la Adela. Tamariu.

El que no haya estado en Tamariu tiene motivos para visitarlo ya que es un pequeño pueblo de la Costa Brava, con calas de agua cristalina con muchísimo encanto y con buena prensa gastronómica.

Este verano he podido disfrutar de sus encantos y descubrir rincones maravillosos.Me escapé un fin de semana y fue más que suficiente. Dispone de tres playas, la principal  y más grande situada en el centro y en los laterales unas calitas, donde los grandes y pequeños disfrutan tirándose desde los pequeños acantilados. Os muestro algunas imágenes.


En nuestra página de Facebook, Restaurantesconbuenapinta podrás disfrutar de un vídeo de muestra. Os facilito el link.

https://www.facebook.com/restaurantesRCBP/

Aprovechando qué hacía buen tiempo en la zona de Gerona, decidimos pasar unos días en este pequeño pueblo y visitar varios restaurantes, en este post en concreto os voy a hablar del restaurante Es Dofí, Ca l’Adela.

Este restaurante está situado en pleno paseo marítimo, con unas vistas increíbles en primera línea de mar.

Dirección: Passeig del Mar, 22, 17212 Tamariu, Girona
Teléfono: 972 62 00 43

Nosotros  tuvimos la suerte de poder cenar en la terraza. Unos amigos nos asesoraron y recomendaron que fuéramos pronto a este lugar, ya que el pescado con el que trabajan es muy fresco y con buena elaboración. Sabiendo de antemano que se llenaba, decidimos ir a primera hora.Una vez sentados y acomodados en una zona privilegiada de la terraza gracias al camarero, observamos detenidamente la carta.

En este caso nos decantamos por pedir algo de picoteo, pescadito frito de toda la vida.

 PESCADITO FRITO.-

El pescadito estaba delicioso, con un rebozado ligero pero crujiente y sin excesos de aceite.
Seguidamente y de primer plato,pedimos una sopa de pescado y  una tostada de boquerones en vinagre.

                                                                 -SOPA DE PESCADO-

Como bien se puede apreciar en las fotografías de la parte superior, la sopa o “fumet” era  casera cien por cien, ¡menuda pinta!. El concentrado de sabor era explosivo, increíblemente gustoso y aparte como podéis apreciar en la imagen de la cuchara podías encontrarte diferentes trozos de pescado, marisco o moluscos. Las gambas eran frescas y sabrosas, acompañadas también por los tradicionales picatostes caseros. Vaya, un manjar para los amantes de la “cuchara”.

                                     -TOSTADAS DE BOQUERONES EN VINAGRE-

¡Si es que a veces tan solo con mirar las fotografías que os adjunto es suficiente!

Voy a mirar de ser bastante escueto a la hora de describir este plato.Las torradas estaban crujientes, con el tomate untado a mano, no del triturado y con un aceite de oliva buenísimo. Por otro lado, justo encima de las tostas, estaban bien alineados los boquerones en vinagre con ajo y perejil cortado al milímetro. Estos, tremendamente tiernos y sabrosos.

De segundo plato, pedimos bacalao al roquefort y lenguado a la plancha.

Aquí os adjunto algunas fotografías para que os hagáis a la idea.Como estaba el bacalaoooo!

-BACALAO AL ROQUEFORT-

Me encanta que hagan la salsa roquefort espesa y sin apenas que se note la nata líquida, aquí, lo consiguieron y ademas le dieron un toque aromático con nuez moscada.En cuanto al bacalao se notaba que era fresco y al desmenuzarlo se caían las laminas fácilmente. Sensacional, disfrute como un enano. Para mi gusto si no hubiesen puesto el pimiento del piquillo no hubiera pasado nada. Mejor unas patatas panaderas de base.

                                                   -LENGUADO A LA PLANCHA-

Poco puedo decir cuando se trata de un lenguado fresco a la plancha, simplemente riquísimo, pincelado con aceite, ajo y perejil, junto a unas patatas panaderas.

La verdad que disfrute muchísimo de la cena, además tuvimos la fortuna de que se acercase a la terraza un grupo de Jazz representando algunas míticas  melodías a través de un violonchelo, una guitarra y una trompeta . Fue sensacional.

Por último, y debido a la excelencia de la velada decidí copiarme de la mesa de al lado que estaban disfrutando de una cazuela de”Ron cremat”mientras cantaban “El meu avi”. Pedimos al camarero una cazuela igual…¡me estaba ambientando!

Finalizando la velada, solo faltaba una cosa, pagar. El coste total de la cena fue de 80 euros, pero tengo que destacar que la cazuela de “Ron cremat”costó 20 euros, osea que más o menos salimos a 30 euros por persona. Espero que os haya servido este post y haya sido de vuestro agrado.

Dirección: Passeig del Mar, 22, 17212 Tamariu, Girona
Teléfono: 972 62 00 43
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s